Opciones de tratamiento

Aunque a día de hoy no existe una cura definitiva para la esclerosis múltiple, sí disponemos de tratamientos que retrasan la progresión de la enfermedad y ayudan a manejar tus brotes y síntomas. Las opciones actuales de tratamiento se concentran en controlar la enfermedad, buscando garantizar la calidad de vida del paciente.

Concretamente, el objetivo de la terapia para la esclerosis múltiple es:

     ∽ Reducir el número y la severidad de las exacerbaciones
     ∽ Reducir o enlentecer la progresión de las lesiones en el sistema nervioso
     ∽ Incrementar el tiempo entre brotes
     ∽ Ralentizar la progresión de la discapacidad
     ∽ Mantener o mejorar la calidad de vida de los afectados
     ∽ Dar soporte a las personas con esclerosis múltiple

Los fármacos existentes para el tratamiento de la esclerosis múltiple son más eficaces cuando se empiezan a tomar tan pronto como se haga el diagnóstico, antes de que la enfermedad haya progresado y provocado daños significativos en el sistema nervioso central.

Dichos medicamentos pueden clasificarse en:

     ∽ Tratamiento agudo: va dirigido a acelerar la recuperación sintomática del paciente tras un brote. Este tipo de tratamiento no modifica la progresión de la enfermedad a largo plazo.
     ∽ Tratamiento sintomático: su objetivo es mejorar los síntomas propios de la enfermedad, para mejorar la calidad de vida de los afectados por la esclerosis múltiple.
     ∽ Tratamiento modulador de la enfermedad: va dirigido a intentar reducir la formación de nuevas lesiones en el sistema nervioso y la frecuencia y severidad de los brotes.

Además de los distintos tratamientos farmacológicos, la rehabilitación también juega un papel muy importante en el abordaje de la esclerosis múltiple en las personas que la padecen, para el mantenimiento de una vida saludable (ver siguiente apartado).

Recuerda que si presentas alguno de los síntomas de la esclerosis múltiple, debes consultar inmediatamente a tu médico. Sólo este profesional puede orientarte sobre cuál es el mejor tratamiento para ti.