¿Qué es la esclerosis múltiple?

La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad crónica y progresiva del sistema nervioso central (cerebro y médula espinal) que suele asociarse con un incremento de la discapacidad a lo largo del tiempo en las personas que la padecen. En la EM, se produce un fallo en el mecanismo de defensa del organismo, el sistema inmunológico, que se vuelve en contra del propio cuerpo y comienza a atacar a sus tejidos. Como resultado, la capa aislante que recubre las células nerviosas (denominada mielina) se va eliminando gradualmente, dejando a las fibras nerviosas desprotegidas. Estas fibras nerviosas desprotegidas o desmielinizadas, no son capaces de transmitir correctamente las señales a través del sistema nervioso, lo que da lugar a la aparición de los síntomas de la esclerosis múltiple.

Algunos de los síntomas que puede producir la esclerosis múltiple son: debilidad muscular, falta de equilibrio o coordinación, fatiga, temblor, dificultades en el habla, alteraciones visuales y cognitivas, etc. Es importante que comprendas que no existe una forma típica de esclerosis múltiple. No hay un patrón ni unos síntomas claramente predecibles o establecidos. Esta enfermedad puede variar de una persona a otra y en una misma persona a lo largo del tiempo.

Se estima que en España existen unas 46.000 personas afectadas. Aparece generalmente entre los 20 y 40 años y afecta con más frecuencia al sexo femenino que al masculino. La enfermedad no es hereditaria, no es contagiosa y no es prevenible.

Datos sobre la EM