Un análisis de la concentración de una proteína del sistema nervioso en la sangre podría ayudar a predecir la actividad de la Esclerosis Múltiple


Barcelona, 15 de diciembre de 2017 - Una prueba sanguínea para monitorizar una proteína nerviosa en personas que padecen esclerosis múltiple, podría ayudar a predecir el aumento de la actividad de esta enfermedad, según un estudio publicado en Neurology, Neuroimmunology and Neuroinflammation.

La subunidad ligera del neurofilamento es la proteína nerviosa que podría usarse como biomarcador* sanguíneo de la esclerosis múltiple. Esta proteína forma parte estructural de la mielina, la capa aislante que recubre los axones de las neuronas (las células nerviosas) y se libera al líquido cefalorraquídeo** cuando se produce un daño en la mielina. Este tipo de lesiones son comunes en varias enfermedades neurológicas, como la esclerosis múltiple. De hecho, se ha comprobado que la concentración de la cadena ligera del neurofilamento en el líquido cefalorraquídeo aumenta durante las recaídas propias de la esclerosis múltiple, y disminuye con un tratamiento eficaz para esta enfermedad. Es por este motivo, que la concentración de esta proteína en el líquido cefalorraquídeo puede predecir el nivel de actividad de la esclerosis múltiple. Sin embargo, hasta la fecha no existía ningún biomarcador sanguíneo capaz de evaluar el daño ocasionado en el sistema nervioso central en la esclerosis múltiple. Las pruebas sanguíneas tienen en general un uso mucho más extendido que las de líquido cefalorraquídeo porque son relativamente fáciles de realizar. El análisis del líquido cefalorraquídeo, en cambio, tiene un uso más limitado a causa de la barrera que supone tener que realizar una punción lumbar, que además puede resultar molesto para los afectados de esclerosis múltiple. Por todo ello, una prueba sanguínea fiable para la evaluación del daño en el sistema nervioso central producido en la esclerosis múltiple resultaría especialmente útil.

Aunque todavía son necesarios más estudios de seguimiento a largo plazo, los datos de esta publicación sugieren que medir los niveles sanguíneos de la subunidad ligera del neurofilamento puede ser útil en los estudios y en la práctica clínica para monitorizar la actividad de la enfermedad, incluso cuando esta no produce signos o síntomas evidentes, y también para evaluar el efecto del tratamiento en la esclerosis múltiple.

*biomarcador: sustancia utilizada como indicador de un estado biológico (como por ejemplo una enfermedad determinada).
**líquido cefalorraquídeo: líquido existente en el sistema nervioso central que baña el encéfalo y la médula espinal.

Kristin N. Varhaug, et al. Neurofilament light chain predicts disease activity in relapsing-remitting MS. Neurology Neuroimmunology Neuroinflammation Jan 2018, 5 (1) e422; DOI: 10.1212/NXI.0000000000000422
Novakova L, et al. Monitoring disease activity in multiple sclerosis using serum neurofilament light protein. Neurology Oct 2017, 10; 89: 2230-2237. DOI:10.1212/WNL.0000000000004683

L.ES.MKT.12.2017.3658